Información

Artículos de interés

Ansiedad referida a la salud: "cuando la enfermedad nos preocupa demasiado."

Lic. Florencia Puccio

 

El concepto de Ansiedad referida a la Salud comprende un conjunto de temores, creencias y comportamientos relacionados a la salud, así como interpretaciones distorsionadas de signos y síntomas corporales.

Como en todos los trastornos donde la ansiedad aparece como principal componente, es importante distinguir entre ansiedad y miedo adaptativos por un lado, y ansiedad patológica, por el otro.
La preocupación por nuestra salud es funcional cuando nos permite, entre otras cosas, estar atentos a síntomas o malestares corporales, realizar las pertinentes consultas médicas, obtener un diagnóstico precoz y prevenir enfermedades.
Ahora bien, si la ansiedad persiste y se hace crónica o desproporcionada, origina incapacidad , sufrimiento y distress.

Los miedos y la ansiedad, son generalmente desencadenados por alguna sensación física displacentera, o bien por información que el paciente recibe acerca de la salud y las enfermedades.
Esta ansiedad puede variar en intensidad y frecuencia, generando asimismo, diferencias en las respuestas individuales de los pacientes. Algunos de ellos sienten temor por alguna enfermedad en particular, otros por todas ellas. Muchos concurren con frecuencia al médico y a profesionales de diferentes áreas de la salud, y otros lo evitan por miedo a que se confirme aquello que tanto los atemoriza.
Dentro de las conductas típicas en estos pacientes, encontramos el chequeo y la hipervigilancia de síntomas corporales, y la necesidad de reaseguro constante acerca de la propia salud, que se manifiesta en preguntas tales como “ ¿Me veo bien?”, “ ¿Estoy pálido?”, “¿Este dolor de cabeza será por algo grave?”

Los miedos más comunes son, entre otros: padecer cáncer, tumores, enfermedades cardíacas, esclerosis múltiple, sida, ceguera y accidentes cerebro vasculares.

Abordaje Psicoterapéutico

La psicología cognitivo-comportamental se presenta, en la actualidad, como la terapia de primera elección en el tratamiento de los trastornos de ansiedad. Existe un gran número de técnicas susceptibles de ser aplicadas, con buenos resultados, en pacientes con ansiedad referida a la salud.
Dentro de la esfera conductual, (que apunta a la modificación de las conductas disfuncionales) la intervención tiene como objetivo reducir los altos montos de ansiedad y las conductas de evitación. La “exposición en vivo” o “imaginaria” ha demostrado ser la herramienta más efectiva para contrarrestar las conductas de evitación; mediante este procedimiento terapéutico exponemos al paciente a sus propias sensaciones corporales temidas, con el objetivo de reducir el miedo y la ansiedad que ellas producen.

En este tipo de pacientes son habituales las conductas de tipo obsesivo, como la observación y chequeo continuo del estado corporal y la búsqueda de información tranquilizadora que alivie los miedos. La “exposición con prevención de la respuesta” es la estrategia de intervención mas eficaz para modificar estas conductas. Eliminar los requerimientos de información tranquilizadora es sumamente útil, debido a que estos producen inicialmente una disminución de la ansiedad, pero de carácter transitorio, ya que en el corto plazo vuelven a incrementarse la preocupación y el impulso a repetir consultas y preguntas.

El área cognitiva es también de suma importancia ya que estos pacientes realizan interpretaciones erróneas y catastróficas de sus sensaciones corporales, a las que entienden como signos de enfermedad severa. Estos pensamientos distorsionados disparan nuevos temores referidos a las posibles consecuencias de la enfermedad, lo que a su vez contribuye a aumentar las sensaciones corporales y la ansiedad asociada a ellas, conformando un círculo vicioso.

La “restructuración cognitiva” es la técnica que apunta a modificar las interpretaciones erróneas que los pacientes realizan de sus propias sensaciones corporales. Es una estrategia de intervención sumamente eficaz, mediante la cual se logra cambio y flexibilidad en las creencias e interpretaciones negativas, atribuciones causales mas realistas de los síntomas y un consecuente alivio de la ansiedad.

Resulta de gran importancia la cuidadosa evaluación y el diagnóstico preciso del espectro de trastornos de ansiedad con preocupaciones referidas a la salud, ya que interfieren de manera significativa en las actividades de quienes los padecen, generando una alta incapacidad laboral, social e interpersonal.

Newsletter de CentroIMA
Suscribite con tu e-mail y recibí nuestras novedades en tu correo:




¡MI CABEZA NO PARA!
Un libro de Pablo Resnik

» Más información...




CentroIMA · Centro de Investigaciones Médicas en Ansiedad
CentroIMA · Centro de Investigaciones Médicas en Ansiedad

CABA - Quilmes - Lomas - San Isidro - Nordelta
Av. Scalabrini Ortiz 3355, piso 4º "I" (C1425DCB) Ciudad de Buenos Aires, Argentina.
Teléfono: (011) 4803·9177 - Teléfono/Fax: (011) 4805·2731
E-mail: info@centroima.com.ar - Sitio Web: www.centroima.com.ar


© 2003/2017 · CentroIMA · Prohibida la reproducción sin autorización de los contenidos de este sitio.


Sitio Web desarrollado por Papyros Digitales